¿Patinar en las calles?

Si ha habido un claro problema que hemos tenido los patinadores a lo largo del tiempo, ha sido el de patinar en las calles. Desde problemas con los viandantes hasta multas de 1200 euros, pasando por la pérdida de una tabla ante el confisque de la policía, dado que ir a recuperarla es mucho más caro que una completamente nueva. El enfrentamiento entre skaters y los distintos órganos de gobierno de las ciudades es algo que no es nada nuevo en este país.

Para mí, personalmente, es lo mejor que hay… el estar con tus colegas patinando por las calles de tu ciudad y las de los alrededores no lo cambiaría por nada… Porque para mí realmente eso es el patín, estar con tus amigos en tu plaza habitual o ir a buscar sitios nuevos para al final terminar haciendo lo que de verdad nos gusta, que es patinar y por el simple hecho de pasarlo bien.” Esa es la opinión de Carlos Maestre, skater salmantino desde hace más de 7 años; y esta forma de pensar no difiere mucho del resto de patinadores del país:
Es un deporte como cualquier otro, pero sin reglas” nos cuenta Juan Cru, un madrileño que patina para varias marcas, como WelcomeSk8 o Nomad Skateboards.

Los ayuntamientos de España lo tienen claro: la mayoría de ellos han creado una ordenanza municipal de civismo en la que se prohíbe patinar por las calles y plazas, a riesgo de multas y el requisamiento de los patines; el único lugar para poder realizar estas actividades serán los sitios dedicados a ellos, los “skateparks”. El problema que tienen algunos patinadores de diferentes ciudades, es que ni siquiera se dispone de ellos. Guillermo Ravelo, patinador americano residente en la ciudad charra explica: “Las multas son como todo, si hay quejas de los vecinos o quien sea la policía tiene que hacer algo aunque a veces se pase, pero lo del skatepark… En Salamanca dudo que lleguen siquiera a proponerlo. Eso básicamente se debe a que el alcalde tiene muy claras sus prioridades; y es que él no va a sacar dinero del patín, por lo que no ve necesidad de construir un skatepark. Para el somos un atajo de gamberros que nos pasamos las tardes con un juguete”.

El Skatepark es motivo de conflicto en este asunto. Muchos de los gobiernos de las diferentes ciudades piensan que la solución al patinar por las avenidas es la construcción de un parque para que todos vayan allí a realizar su deporte, por ejemplo se puede ver un ejemplo aquí. Sin embargo, esta opinión es muy diferente por parte de los patinadores: “No se puede obligar a la gente a patinar solo en skateparks porque el skate no es como el tenis, el baloncesto o el padel. Es skate es una expresión libre, e interactuar con el medio es algo que forma parte del skateboarding”, nos cuenta Esteban Velarde, experto en fotografía de skate y director de la página web “Go Skateboarding”.

Diferentes empresas de skate españolas apoyan de todas las maneras que pueden a los skaters, puesto que son ellos las que trabajan con esta forma de vida. Imagine Skateboards es una de ellas, y opina igual que las personas a las que venden sus productos: “Patinar por la calle es algo esencial, no se trata solo de hacer trucos en escaleras y bordillos, se trata de desplazarte cómodamente con un vehículo que luego puedes coger con la mano”. Lo que tampoco deja claro el ayuntamiento ni el código de circulación es el ¿Qué es legalmente un patinador? Aunque parezca extraño, no existe en el código de circulación actual una definición clara al respecto. El patinador parece ser, o un peatón que arrastra o empuja un vehículo sin motor de pequeñas dimensiones, o un vehículo sin motor movido por esfuerzo humano, como por ejemplo una bicicleta. Aún así, aun respetando las reglas, los patinadores se han encontrado multas simplemente por ir a velocidad peatón, como queda registrado en el código. “Son muy desorbitadas, 1200€ por patinar, o a veces sin patinar. No son ni aceptables, ni merecidas” opina el fotógrafo Alex Braza.

Uno de los pocos artículos claros para los patinadores es el 121.4 del RGC, que especifica que los que utilicen patines no pueden ir por la calzada. De donde el citado estudio deduce que sí se puede ir por la acera y por calles residenciales. Cabe aclarar que una calle residencial es la que así está indicada y que, en general, se conocen como zonas peatonales.

Ante todo esto, la pregunta es: ¿Hay alguna solución posible que medie entre los skaters de toda España y la policía y ayuntamientos? La mayoría de skaters y fotógrafos son bastante escépticos ante un remedio en el que no queden perjudicados. Alex Braza nos cuenta: “No creo, porque nunca nos van a entender. El que no patine no tiene la visión que tenemos nosotros. Creo que es mejor que los chavales estén practicando un deporte a que estén robando o haciendo el mal por la ciudad”. Carlos Maestre tiene una idea semejante: “Para mí, la solución más fácil es que nos dejasen ir a nuestro rollo sin que tengamos que andar pendientes de si nos pueden multar o quitarnos el patín o cualquier historia… pero siempre va a haber algún vecino al que se le este molestando, que acabe llamando a la policía y nos tengamos que pirar corriendo de ahí”.

¿Se conseguirá una solución? ¿Qué opináis vosotros?

Anuncios

~ por lapatinola en enero 19, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: